¡Atención! Álex Saab será enviado en extradición desde Cabo Verde a Estados Unidos

Sep 7, 2021. 6:36 pm

El ciudadano barranquillero fue detenido hace más de un año en el pequeño país africano y, desde entonces, era pedido en extradición por presuntamente lavar dinero para el régimen venezolano de Nicolás Maduro.

De nada le sirvió al empresario barranquillero Álex Saab la condición de diplomático venezolano que le dio el régimen de Nicolás Maduro cuando fue capturado en el pequeño país de Cabo Verde, en África.

Luego de dilatar por casi dos años su extradición a Estados Unidos, donde es requerido por el presunto delito de lavado de activos, hoy, por fin, los tribunales de Cabo Verde dieron vía libre al envío de Saab en extradición, tras agotar todos los recursos jurídicos.

En junio de 2020, Álex Saab fue capturado y, aunque su nombre parecía pasar desapercibido en Colombia, el empresario barranquillero tenía fuertes relaciones con el régimen de Maduro, además de uno de los contratos más grandes con este gobierno: el de los Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP). A través de ese contrato se entregaba la comida a los ciudadanos y, según las autoridades, se cometían hechos de corrupción a gran escala.

Saab fue capturado el 12 de junio en Cabo Verde, donde hizo una parada técnica en un viaje que lo llevaría a Irán, país en el que, según se ha documentado, cambiaba lingotes de oro por combustible. La misión fracasó al hacerse efectiva la alerta roja de la Interpol.

El empresario y el régimen de Maduro han desplegado todo su arsenal jurídico y diplomático a tal punto de que fue declarado “agente del Gobierno bolivariano” y reclamaba su inmunidad, buscando evitar a toda costa el envío de Saab a Estados Unidos.

El coletazo de la extradición se sentirá con fuerza en el Palacio de Miraflores en Venezuela, donde no solo tenía una estrecha relación con Maduro, sino también con su esposa, Cilia Flores, sus hijos y sobrinos, quienes tendrían negocios con el barranquillero a través de la Fundación Propatria 2000.

Además, con el ministro del Poder Popular del Petróleo, Tareck El Aissami. Todos del primer círculo de poder del mandatario venezolano.

El rastreo a la familia Maduro se dio por la asignación de contratos para la construcción de gimnasios verticales en barrios populares. El monto del negocio con la Fundación Propatria 2000 llegó a los 100 millones de dólares y fue puesto al descubierto por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, en julio de 2019, cuando incluyó a Saab, Pulido y a los Chamos –como se les conoce a los hijos y sobrinos de Cilia Flores involucrados en estos negocios–, los cuales recibían sobornos y comisiones ilícitas a cambio de los contratos públicos.

Saab llegó a Venezuela en el gobierno de Hugo Chávez. Es recordada la imagen en la que por medio del Fondo Global de Construcción estableció un acuerdo para adelantar la Gran Misión Viviendas Venezuela y luego la construcción de centros deportivos. Al asumir Maduro el poder, lo convirtió en su principal contratista.

El negocio más conocido y cuestionado de Saab con el régimen venezolano es el de los CLAP, por medio de los cuales entrega comida en mal estado y se ha constituido en un mecanismo de control político clave para ganar las elecciones. Siete de cada diez venezolanos reciben estos alimentos.

Fuente: Semana.com

Escribe un comentario