Abrir cuenta

Falleció Luis Miquilena

“Murió en su casa tranquilo. Fue un ser excepcional, un ser bello, un hombre de cualidades humanas que las he visto en pocas personas. Se fue sin ver ese cambio en el país. Siempre amó a su Venezuela”, afirmó su esposa Yajaira Castillo Castro.

El político venezolano Luis Miquilena falleció este jueves a sus 97 años de muerte natural, a las 11:30 de la mañana en su residencia ubicada en Caracas. Así lo informó vía telefónica para El Estímulo su esposa Yajaira Castillo Castro.

“Murió en su casa tranquilo. Fue un ser excepcional, un ser bello, un hombre de cualidades humanas que las he visto en pocas personas. Se fue sin ver ese cambio en el país. Siempre amó a su Venezuela”, afirmó su esposa.

El velorio se llevará a cabo este viernes, a partir de las 4:00 de la tarde en la Capilla 3 del Cementerio del Este, en Caracas. El funeral se extenderá hasta el sábado.

Miquilena se inició en la política como militante del Partido Comunista de Venezuela (PCV) desde sus 14 años. También fue aliado al presidente Isaías Medina Angarita (1941-1945).

Ingresó en el partido Unión Republicana Democrática (URD) en 1961 y como diputado electo por el estado Falcón. Firmó la Constitución de 1961.

Fue uno de los fundadores del Movimiento V República (MVR) en la década de los 90. Miquilena fue presidente de la Asamblea Nacional Constituyente en 1999 y ministro de Interior y Justicia en el primer mandato de Hugo Chávez, de quien fue mentor político.

Miquilena tuvo diferencias con el presidente Chávez que lo distanciaron del chavismo. Al punto que lo llegó a calificar de farsante.

En el año 2000 el fiscal general, Javier Elichiguerra solicitó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el enjuiciamiento de Miquilena por malversación de fondos, tráfico de influencias y falsedad en la declaración jurada de patrimonio. Era un caso relacionado con las aseguradoras Multinacional y la imprenta Micabú, que no llegó a juicio.

Una de las frases por las que se recuerda su paso por el Ministerio de Interior y Justicia, fue “¿Con qué se come eso?” con la que desestimó la formación de organizaciones de la sociedad civil.