Siete horas de racionamiento eléctrico al día reportan vecinos del litoral central

Sep 2, 2021. 9:55 am

Durante los últimos quince días la entidad costera fue incluida en el Plan de Administración de Cargas (PAC), dejando a sectores de las 11 parroquias de Vargas sin servicio de energía eléctrica, por lapsos que van entre cuatro y siete horas

Durante los últimos 15 días, diversos sectores del litoral central han enfrentado el racionamiento eléctrico por lapsos que van desde cuatro a siete horas sin servicio.

Fuentes de Corpoelec e información suministrada a través de sus redes sociales, acotan la aplicación del Plan de Administración de Vargas en el estado Vargas. En algunas oportunidades se avisa con horas de antelación, pero en otras, como el caso de este miércoles 1° de septiembre, el apagón sorprendió a los vecinos y comerciantes de ocho de las 11 parroquias que conforman la geografía local.

«Tenemos ya dos semanas con esto del racionamiento. Quedamos sin luz e incomunicados, porque se pierde la señal de Cantv y de la telefonía móvil. Además en muchos casos, las cocinas son eléctricas, sometiéndonos aún más, a la disminución de nuestra calidad de vida», acotó el vecino de Macuto, Nelson Galvis.

Se confirmó que durante las últimas dos semanas se han reportado racionamiento eléctrico en zonas de Carayaca, Catia La Mar, Urimare, Carlos Soublette, Maiquetía, La Guaira, Macuto, Caraballeda y Naiguatá.

En muchas de estas zonas el servicio es suspendido entre las 9:00 y 10:00 a.m. para posteriormente ser restablecido entre las 4:00 y 5:00 p.m.

La situación con el servicio de energía mantiene preocupado al sector comercial, pues las largas jornadas sin energía afecta la productividad de diversos sectores, no solo en los servicios, sino en el movimiento aduanal y de almacenes.

«Sin energía eléctrica en el estado, no solo sufre el comerciante, que no puede hacer ventas, sin el punto para cobrar, sino que se cae el sistema de Sidunea, que soporta las operaciones aduanales y tributarias. Para nosotros casa apagón es perdida de tiempo y de dinero porque no pueden concluirse las operaciones portuarias», explicó la dirigente del sector, Cipriana Ramos.

Escribe un comentario