Wilexis, el pran que impone a diestra y siniestra su reinado en Petare

Dec 3, 2021. 11:17 am

Desde el año 2014 Wilexis Alexander Acevedo Monasterios, alias “El Wilexis” domina en el barrio más grande de América Latina, Petare. Su poderío se extiende tanto en el ámbito criminal como en el social de esta zona popular.

Recientemente detuvieron a Dayana Pinto, quien según versión policial, forma parte de esta organización delictiva. La captura se llevó a cabo en el barrio José Félix Ribas, en el que los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) sostuvieron un enfrentamiento con delincuentes de la zona.

Wilexis se mantuvo por un tiempo en silencio, pero luego se dieron a conocer múltiples enfrentamientos entre bandas en la zona. Incluso en el año 2020 Nicolás Maduro acusó al líder criminal de colaborar con la Administración para el Control de Drogas (DEA), una afirmación que fue rebatida por el criminal.

Wilexis y sus andanzas

El pasado 18 de marzo de 2019 la megabanda de «El Wilexis» sostuvo enfrentamiento con funcionarios de la policía municipal de Sucre (Polisucre) y miembros de esta organización criminal.

En el hecho falleció el oficial Miller Soler. Posteriormente el grupo criminal se trasladó al barrio 5 de Julio de Petare, de donde se llevaron secuestrado a un funcionario de la PNB identificado como José Zárate.

Wilexis Alexander Acevedo Monasterios, alias El Wilexis
Wilexis Alexander Acevedo Monasterios, alias El Wilexis

Zárate fue trasladado hasta la zona 8 del barrio José Félix Ribas y luego lo liberaron por desarrollarse un despliegue de la PNB, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en el sector.

El 7 de mayo de 2020 en Petare se desató una guerra campal, que duró más de cinco días, entre la banda de Wilexis y “El Gusano”, el pran de una cárcel, que había salido, y que buscaba tomar el control de la zona popular.

“El Gusano” sostuvo múltiples intercambios de disparos con la banda de Wilexis para apoderarse de la zona, pero no logró su cometido y el 14 de mayo de ese año fue ultimado por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Entre 180 a 200 hombres forman parte de la megabanda de «El Wilexis». Sus integrantes tienen entre 13 a 28 años.

Estos delincuentes tienen en su poder AR-15, que es un fusil de asalto, que tiene cargadores de 20 y 25 cartuchos, o también con cargador de tambor, el FN FAL (fusil automático liviano), que es un fusil de combate, calibre 7,62 mm con disparo automático de fuego selectivo, subfusil automáticos, granadas, entre otros.

Desde el sector seis hasta el 10 del barrio José Félix Ribas, que son conocidos como “Zonas de Paz”, dominan los miembros de la banda de “El Wilexis”.

Los delitos principales de esta organización criminal son tráficos de drogas, extorsiones, robos, entre otros.

“Chicorrios”

A la megabanda de “Wilexis” le salió competencia en la zona popular, que son integrantes de las organizaciones criminales llamadas “Chicorrios” y “Kandy”.

El pasado 17 de octubre de 2021 se conoció sobre la muerte de cinco personas por los enfrentamientos entre las bandas para el dominio criminal en la zona.

Una de las víctimas mortales fue Henry Junior Correa Guarama, quien estaba jugando fútbol cuando iniciaron los enfrentamientos. Correa quedó atrapado y fue alcanzado por un proyectil que le causó la muerte en el sitio.

Las otras víctimas fueron un hombre mayor, junto a su hija de tres años. Ambos estaban en la platabanda de su vivienda, cuando resultaron heridos con balas perdidas del enfrentamiento.

Un joven llamado Xavier y otra persona que no fue identificada, se encontraban caminando por la calle cuando se desató el intercambio de disparos, falleciendo en el lugar.

En el mes de noviembre de este año dos mujeres fueron asesinadas en el barrio San José de Petare, sector La Plazoleta. Las víctimas fueron identificadas como Lisamar Gómez, de 30 años de edad, y Yelimar Barrios, de 32 años.

Se conoció en ese momento que ambas fueron víctimas fatales de la banda de “Los Chicorrios”. Presuntamente, las mujeres habían dado información sobre integrantes de la organización criminal. Se desconoce si fue a cuerpos de seguridad o a una banda rival.

Envía un comentario