Escepticismo ante el aumento de la gasolina: «Acabaron con Pdvsa y le pasaron la factura al pueblo»

Oct 23, 2021. 2:12 pm

A partir de este 24 de octubre el combustible se cobrará con un nuevo precio en Venezuela: por cada 10 litros ahora será 1 bolívar, el equivalente a la expresión de 1.000.000 bs antes de la reciente reconversión monetaria

A partir de este 24 de octubre la gasolina se cobrará con un nuevo precio en Venezuela: por cada 10 litros ahora será 1 bolívar, el equivalente a la expresión de 1.000.000 bs antes de la reciente reconversión monetaria.

Ante este hecho, las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar. Algunas figuras políticas tildaron la acción como un robo y ataque a los venezolanos.

«El indocumentado ordena aumento de la gasolina subsidiada, para poder robar más y enviar más dinero a Cuba y a sus espías y agentes sobornadores en otros países», manifestó en Twitter el militar y analista Carlos Peñaloza.

«Carlos Andrés Pérez aumentó la gasolina en 100% y los que hoy están en el poder lo llamaron neoliberal. Hoy Maduro le mete a los venezolanos un aumento por el pecho de 1900% a la gasolina. Acabaron con Pdvsa, pero como siempre la revolución le pasa la factura al pueblo», refutó por su parte el encargado de negocios del gobierno interino de Juan Guaidó, Eduardo Bastinni.

Por su parte, el economista Luis Oliveros calificó de insuficiente el incremento de la gasolina. Por el contrario, destacó que mientras su precio sea mayor, menor será su demanda, y por ende, a su juicio, una forma de palear la escasez.

«‘Aumentaron’ el precio de la gasolina subsidiada. 40 litros serán iguales a casi un dólar. Sigue siendo un regalo. Los bienes escasos no se regalan. A esa gasolina le deben incrementar el precio. Disminuiría la demanda, las colas, la corrupción, el déficit fiscal, etc», expresó en la misma red social.

La periodista Ahiana Figueroa, también consideró que el incremento en el precio del combustible sigue siendo menor al debido. Sin embargo, apuntó que este aumento se verá reflejado de forma directa en la economía del país y en la agudización de problemas como las largas colas para surtir y la corrupción.

«Llenar el tanque de la gasolina costaría unos 40 bolívares o un dólar, y aunque es un precio regalado, ese aumento tendrá su correspondiente impacto en la economía. La matraca y las colas seguirán mientras exista otro precio en dólares», señaló.